Nuestras aguas termales son naturalmente calentadas por el Volcán Arenal, por eso son puras y sin ningún ingrediente químico agregado. Las aguas termales pueden ser de origen telúrico o magmático, en el caso de Paradise, el agua es telúrica, esto significa que se trata de aguas jóvenes provenientes de la lluvia que se filtra por el suelo; esta agua circula a diferentes profundidades adquiriendo, en su vía, minerales y ganando temperatura al hacer contacto con materiales calientes. Estas aguas contienen todos sus minerales originales,  aproximadamente doce diferentes.